Blogia
HISTORIA DE NADIE Y DE TODOS

Familia

MI ABUELO

MI ABUELO

Es difícil hablar de mi abuelo, sin hablar de mi abuela, (recuerdo que cuando ella murió mi abuelo le dijo a uno de sus hijos “ustedes no saben lo que se siente, ustedes crecieron y se casaron pero yo viví con ella casi setenta años”. Mi abuela fue esa mujer incansable que fielmente siempre le sostenía el espíritu, le llenaba de atenciones y le apoyaba en oración.

Mi abuelo murió este viernes 28 de mayo, a cuatro meses de cumplir 96 años; Murió con una mente viva, llena de recuerdos que nos anunciaba día a día que los años le acompañaban, sin desvariar,   con pocas palabras nos anunciaba cual era su fe y su esperanza.

Los cinco años que le toco vivir sin mi abuela, lo mostraron de una manera diferente, más seguro, capaz de disfrutar los días, sabiendo que su carrera estaba más cerca que nunca, lo que entendieron sus hijos y se avocaron a darle las mejores atenciones. Don Francisco Montes Guadamuz, agricultor, trabajador, de muy escasos recursos, que siempre se lamentó no haber podido estudiar , lo que no quiere decir que tenia falta de inteligencia, ( tenía una memoria fotográfica envidiable)amante de la vida, de su familia y de su Dios, logró vivir una vida digna, ejemplar . Se reunió con su gran amor, y esperan a su familia, ellos hicieron trillos dejaron huellas en el camino, los demás vamos detrás.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Fabian

Fabian

Este es un sobrino de mi esposa. Tiene cuatro años, y su vida no ha estado llena de felicidad precisamente. Su vocabulario no es acorde con su edad, no habla mucho, con unos padres separados y alcohólicos, tuvo que ver la vida de una forma distinta, nunca tuvo una alimentación especial, desde recién nacido lo bañaban bajo el chorro de la ducha, la estimulación fue escasa, pero se las ingenio para sobrevivir. Ahora  vive más con sus abuelas. Pero quiere a sus papas como lo mejor del mundo.

Esta semana luego de una llamada de atención del PANI a su mama, con la ayuda de las abuelas y tías, lo metieron a un Pre- Kinder. Ya en una semana se le ve aun mas contento, ayer lo encontre cantando "los pollitos" Yo después de oírlo le cante un pedazo de los pollitos como lo cantaba José Capmany, pero Fabian con una sonrisa y su mirada penetrante movió su cabeza en desaprobación y me dijo no, asi no es.

Esa cara picara y de tremendo no es solo una pose, no es gratis, ya que Fabián molesta y corre como si en mundo fuera solo de él. Con todas la carencias su vida me imagino es completa, y llena de felicidad.

CASI TREINTA AÑOS ATRAS

CASI TREINTA AÑOS ATRAS

   …dejamos de reposar en su pecho

olvidamos olores, brazos fuertes,  

no echamos de menos la compañía, los besos

¡Crecimos, el mundo se hizo grande!

No desvelamos más,  

dormimos sin miedo a la noche 

y a la soledad escondida     

Mientras le saco un cólico a Elías Francisco, mientras le canto, lo abrazo o simplemente cuando lo contemplo, me es imposible  no trasladarme casi treinta años atrás,  los primeros días de mi vida, Recuerdo esas horas (que talvez olvidó mi conciente)  cuando de seguro me sentía protegido en brazos de mis papás, cuando sus voces eran augurios de buenos momentos. Ver cuanto amamos a Elías solo hace recordarme cuanto me quisieron a mí también.

Estas aqui

Estas aqui

Elias:

Aquí ruedan las noches y se mastican madrugadas ásperas  …Esta es tu casa temporal. Estamos dejando atrás el amor, pero no te faltará, tendrás de sobra para regar por tu pasajero caminar. Aunque la niebla cubra el amor, sembramos resinas de fuego, que vuelan y calientan. 

En este mundo serás  pasajero, pero la luz brillara en tus escondidos lugares y serás luz, esperanza, materia escogida con un propósito, recipiente de paz y amor, amigo del más grande.

Por que eres  un niño que viene con el viento, con el amor.

No te hicimos, te pedimos    

Elias Francisco, por que si

 

Elías Francisco 

Elias por que sí, y  Francisco tambien por que si 

-Es varón o mujer?

-Hombre.

-Y como se va a llamar

-Elías-Elías Francisco

-En serio? 

Es recurrente observar la cara de algunos escépticos, que no entienden por que llevaran los mismos nombres que el papa, y mucho menos sabiendo que es el mismo que del abuelo.

No creo que tenga que explicarle a nadie el por que pero lo haré. Creo que los nombres juegan un papel muy importante en la vida de las personas, y si bien no rigen ni determinan totalmente la vida que van a vivir quienes lo portan, si ayudan y es un buen comienzo. Elías, siempre me gusto, talvez por que es el mismo nombre de mi papá, y siempre lo he llevado con orgullo, o talvez por ser un nombre bíblico con mucho significado, quizás por que sencillamente nos gusta o por todo lo anterior. 

Si Dios lo permite nuestro hijo se llamará Elías Francisco. Elías por que así lo decidimos, y Francisco por que cuenta mi esposa, siempre pensó en ponerle a un hijo suyo Francisco (así se llamó su abuelo, quien fue como un papa para ella hasta los siete años que murió) Y me dice mi esposa “No es culpa mía que sus papás le hayan puesto también a usted Francisco”.

A mi no me molesta, y hasta me gusta que lleve Francisco. Pero aquí entre “Nos”, siempre voy a  decir que en el nombre Elías  tuve alguna poca participación pero en Francisco, la decisión cayó absolutamente en ella (mi esposa)

Bebé a la vista

 

Si Dios quiere vamos a ser padres  No es muy común que trate temas tan personales y menos cuando también involucran a otros.

 Hoy estamos a un mes de que nazca nuestro bebe. Y sinceramente después de un aborto el año pasado, los primeros tres meses de este embarazo fueron muy duros. Para mi esposa el estrés, el temor, el que dirá la sociedad de una mujer que no puede tener hijos, los prejuicios y uno que otro comentario desafortunado por ahí, la fueron golpeando, y no fue hasta los últimos dos meses que me atrevo a decir que ha disfrutado un poquito su embarazo. 

Yo por mi parte no es que no me preocupara tanto, pero casi siempre me refugio de mis problemas haciendo conciencia que hay otros peores que yo, (lo que tampoco es bueno, porque suele hacerme conformista) y en segundo lugar alguno de los dos debía ser mas fuerte, o por lo menos parecerlo. (al fin y al cabo, la que debe tener más fortaleza es mi esposa y  que siempre se ha caracterizado por ser fuerte.).

Hoy para mi no es que el miedo a una desafortunada situación se me ha quitado, lo que pasa es que tenemos fe, y nuestra confianza no radica en situaciones humanas. Tenemos fe en Dios, que aunque es permisible también es dador de buena dadiva y su misericordia es magna. 

Y además este miedo con nuestro hijo siempre va a estar, “que cuando nazca que si se enferma, que no sabemos por que llora, que si va a las escuela y se cae del tobogán, que si en el colegio le pasa algo, si cuando juegue algún deporte le pasa esto o aquello.

Por eso trataremos de dejar nuestras cargas y depositarlas en alguien más, en Dios

93 AÑOS

93 AÑOS

 

Francisco Montes Guadamuz, cumplió ya 93 años, y los disfrutó como nunca se pudo imaginar en su niñez llena de carencias. Y luego de la fiestita, no pudieron faltar las ya acostumbradas palabras de agradecimiento del homenajeado, Don chico; Palabras que más bien parecen  un discurso o prédica de alguien de facilidad de palabra, mezclado con seguridad, esa que solo da el haber vivido una buena vida y la convicción y esperanza  de una aun mejor luego de la muerte . 

Felicidades Abuelo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

FELIZ DÍA DE LA MADRE

En las postrimerías de una celebración tan manoseada por el comercio en pro del consumismo, aprovecho para desearles lo mejor a todas las madres en su día, y especialmente  a Doña Delia, mi querida mamá.

                                                 

Es curioso pero la afición de mi mamá por las matas y flores la pude conocer hasta que se pensionó de su trabajo como profesora de Ingles en el colegio Liceo Santa Cruz. Fue hasta que se pensionó que descubrí que junto con la alegría por haber cumplido con su labor por tantos años, venia su afición por sembrar matas, cuidarlas y regarlas con una satisfacción impregnada en su cara, que no era común ver. Yo por un momento pensé que mi mamá se iba a sentir muy triste por dejar de enseñar, pero en cambio dedicó entre otras cosas a sembrar, a reír con cada gota de agua en sus flores. Pude ver que quizás siempre pretendió sembrar, pero que nunca pudo hacerlo sin descuidar su trabajo, casa y familia. Y ahora sin tener que trabajar, con hijos grandes, solo le quedaba desbordar, soñar, hacer cosas nuevas relacionadas con ella. En este día de la madre, pido muchas flores para cada madre, pido que siembren cada sueño, que tengan ilusiones, que sean felices ellas también, que sin descuidar su familia, dediquen un poquito de su tiempo para amarse ellas mismas. Y que la casa este llena de flores, que hagan lo que siempre han querido hacer, que no le pongan muros a sus ilusiones, que el tiempo vuela y no todas podrán esperar a ser pensionadas para disfrutar.  

FELIZ DÍA MAMI

Conversación con Don Chico

 

Yo: Abuelo es cierto lo que dice Chalo? Que usted era buenísimo para el machete y para volar hacha?

Abuelo: Yo no puedo decir eso!

Yo: Pero dice Chalo que era rápido y fuerte, que como usted ya no hay?

Abuelo: Es que papito yo no puedo decir que era el mejor, no puedo decir eso papa!

Solo puedo decir que no me dejaba...   

LLEVO UN POCO DE ÉL

LLEVO UN POCO DE ÉL

 

Luis Gamboa Calderón, oriundo de Desamparados.

Lo conocí como homeópata abnegado, un amor por homeopatía que nació cuando gracias a ésta fue curado de una enfermedad que lo estaba llevando a la muerte. Un hombre autodidacta, pude ver en su biblioteca libros de toda clase. Consumía al día más de quince tazas de café, bien fuerte y caliente, que compartía con su paquete de "Tico sin filtro. (Vicio heredado por su madre doña Luisa).

            Gracias a él pude conocer y traveciar un órgano, una organeta y una guitarra (que nunca aprendí a tocar). Fue el mago familiar, con trucos ingeniosos, que lograba atraer toda la atención de mis primos y por supuesto la mia. Con sus personificaciones y títeres, fabricados con un simple calcetín, arrancó las risas más francas e inocentes de una niñez naciente.

Poseedor de una capacidad inventora, minucioso en su andar, y con una facilidad para arreglar todo tipo de artefactos.

Educado y con una prestancia a flor de piel. Rescato además su manera combatir la injusticia, su tenacidad. Como anécdota,  una vez fui testigo de su búsqueda de un policía en pleno centro de la capital, para acusar a una madre, que según él estaba maltratando a una niña.

Creo que nunca toco una bola de fútbol, (atípico para la mayoría de  los costarricenses), pero ni falta le hacia.

Políticamente  identificado con Liberación Nacional a muerte, pero inhibido para tomar acción en las filas de su partido, limitándose solo al sufragio y su defensa ideológica a base de la experiencia. Y creo que esa apatía para salir con una bandera a hacer proselitismo y la decisión de mirar solo los toros desde la barrera, fue culpa de lo vivido con la guerra del 48. De esto recuerdo un cruce de palabras, yo apoyando a Calderón Fournier, y él al candidato de Liberación (creo que era Monge), finalizando  aquella discusión con estas palabras llenas de amor y de experiencia que no dan los limbros: " hay pollito, usted no sabe la historia" .

Portaba con gran orgullo sus valores irrenunciables, defendiendo su pensamiento, que más bien  parecía terco, pero siempre calmado, despacio sin correr.

Esto es lo que conocí de mi abuelito Luis,  y esto es lo que no conocí, pero escuche.

Fue un amante de su  trabajo en el departamento de Salubridad de la C.C.S.S., en sus años mozos fue taxista, tenor y hasta locutor aficionado en radios de aquellos años..

Fue soldado en la guerra de 1948, paradójicamente de los del otro bando, contrario a Pepe Figueres, de quien profesaba admiración.

Cuentan también que se reunían con amigos en las madrugadas para hacer grabaciones de aventuras y novelas que grababan y  guardaban en casetes. 

Bueno esto es lo que conocí de él, quizás parezca mucho, pero fue poco debido a su muerte joven, y la distancia de más de doscientos setenta kilómetros que nos separaban, pero creo que si algo tengo de él, es lo loco, el gusto por el café, (que aprendí de mi mama) lo poco que pueda tener de artista, el amor por la música y el canto, y la incipiente afición por el periodismo o lo que se le parezca.

 

Luis Gamboa Calderón.1929-1992

LA MUJER QUE LLEVO DENTRO

LA MUJER QUE LLEVO DENTRO

 

Llevo dentro una mujer, fuerte incansable. Una mujer de decisiones generacionales, que cambiaron su vida y estoy seguro las de sus generaciones venideras,  amante de la familia unida.

Doña Cristina Espinoza Campos, mi abuela paterna, Guanacasteca de sepa, hija de doña Elucinda Espinoza Campos, oriunda de Rió Cañas y de don Tobías Ortiz Santana, quien muy joven emigro de Nicaragua, en un arreo de ganado.

Cuando mi abuelo estuvo muy enfermo, ella sola, con mucha fortaleza y ahínco sacó adelante sus siete hijos. Inseparable de su esposo Don Chico, con quien vivió casi  setenta años, fue incondicional

Y no logro quitarme esa imagen, de abuelita "Tina" con su cara sonriente, de  pie frente a la vida, (aun estando en una cama postrada con un cáncer), ganando batallas, su mirada tesonera dando pasos seguros y expertos.

Una mujer de fe, siempre buena anfitriona en su casa, de brazos abiertos, ofreciendo un cafecito o un fresco de limón al visitante, continuamente en busca de familiares, para muchos lejanos,  para ella siempre cercanos. Siempre fue característico en ella el darse por los demás.

Nunca se quejó de la vida, siempre recibía el día con una buena sonrisa calida y  contagiable, siempre fue amorosa sin dejar de ser fuerte.

Buena para la pesca, experimentada en el nado, mismo que aprendió en las aguas limpias y cristalinas del rió Cañas. En mi memoria se retienen aún aquellos días de pesca, donde ella (con su zurda) y mi abuelo hacían de las suyas en aquel rió Cañas que no es el mismo, peces que luego limpiaba y freía, y acompañados de unas tortillas recién hechas por ella misma, que luego degustaba toda la familia en tertulia.

Poseedora de una memoria envidiable, con ella recorrí muchas historias de viejos tiempos,  conocí a mi bisabuelo Tobías, a su madre Elucinda y su abuela Sacramento. ¡Viví con ella los tiempos en que no nací!.

De ella llevo dentro de mí, esa práctica de la fe, de la esperanza, así como lo importante de la familia y rescato palabras suyas " Yo no me afrento de la familia". 

Mis respetos perennes para quien fue más que una abuela, para quien dejó una enseñanza de una vida bien vivida, para quien me dejó un padre.

 

Cristina Espinoza Campos 1919-2004

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mi mano izquierda

Mi mano izquierda  

Soy zurda para todo, menos para escribir.

Pues si doña Tina, era zurda para lavar, para usar un machete, para comer, pero escribía con su derecha. Entonces le pregunte por que? Y esta es su historia:

¡Cuando estaba en la escuela, la maestra bien mala por cierto, me obligo a escribir con la derecha, y como castigo cada día me hacia hincarme en granos de maíz por horas hasta que aprendí a usar mi mano derecha, vea que mala... concluyó!

Igualmente en la vida,  doña Tina tuvo que aprender a usar su mano derecha, esa mano que deben usar los que la tienen difícil para surgir. Doña cristina topó con situaciones difíciles, abusos, discriminaciones, muerte de su madre siendo aún una niña en  las cuales tuvo que aprender a usar su mano derecha a punto de esfuerzo, tesón y valentía.

Como ella encontramos mil y una historia de personas a las cuales la vida les puso situaciones y carencias zurdas,  que los obligaron a hacer uso de esa mano derecha, un esfuerzo extra para superarse y salir abante en la vida. Esas personas resilentes que a pesar de su mundo salen adelante convirtiéndose en ejemplo de superación.

Yo gracias a Dios fui derecho, no tuve estos problemas gracias a Dios, pues no se si hubiera podido adiestrar mi mano izquierda. ¡Aunque nunca es tarde para probar!.

 

Dedicado a cada resilente, a mi Any y Doña Tina, ejemplo y orgullo. 

 

MERECER O NO MERECER

MERECER O NO MERECER

Merecer o no merecer 

En la vida existen padres que no merecen la clase de hijos que tienen, así como hijos que no merecen los padres que tienen, yo me encasillo en los hijos que no merecen los padres que tienen. Existen hijos que no merecen los progenitores que tienen, por ser  padres alcohólicos, vagos, agresores y muchas cosas más. Esos hijos merecieron una mejor vida, unos padres mejores, unos padres menos malos. Es una clase de hijos que no merecen los padres que tienen, igualmente está mi caso, que tengo unos padres todo lo contrario de agresores, vagos, malos. En mi caso, tengo padres que nunca merecí, por lo bueno que son y me inunda la ambición de cómo convertirme en un padre, esposo, inmerecido!. Entonces me puse a pensar en como ser un padre del cual mis hijos algún día  digan que no merecen el padre que tienen, y “Plof”, que me viene a la mente! Voy por buen camino! y me dije a mi mismo  “Estoy seguro que si le pregunto a mi papa que si el cree que mereció ser hijo de mi abuela, me diría que no, que el ser hijo de mi abuela era un privilegio, un honor”. Y entonces recuerdo muchas de las predicas de mi papá, donde nos insta a tratar a los otros como superiores a nosotros mismos, “Bingo”  la clave es tratar a los otros ( padres) como superiores, y solo así algún día talvez me convierta en un padre y un esposo  inmerecido.  Tratar de hacer lo mismo no será fácil, pero la recompensa me imagino que no tiene precio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres