Blogia
HISTORIA DE NADIE Y DE TODOS

SI O NO

Tenía decidido no hablar del T.L.C. en este blog, No cumplí. 

Todavía no se si votaré por el Si o por el No!

Mi apatía inició cuando en un reportaje televisivo, un gran economista, catedrático  y político, en otrora liberacionista, se dejo decir, que con el TLC, se podía presentar una situación en que en pro del comercio se llegue a matar a alguien y dicho delito podría ser impune, ya que el tratado estaba por encima de la constitución.

Esto me pareció una aberración, un  engaño descarado, un abuso con la intención clara de aprovecharse del desconocimiento legal de muchos. Ya que jamás un tratado va a estar por encima de la Constitución, en lo que sea contrario a esta. Esto inclinó mi pensamiento un centímetro  hacia el "Si", y repudie un medio  tan vulgar y un ardid tan sucio, como este utilizado  para ganar adeptos a una posición. Acepto que siento una inclinación hacia el "si", esperanzado en una ruptura del monopolio estatal, de apertura en telecomunicaciones, de competencia en seguros, donde estas instituciones se preocupen por un mejor servicio, como lo hacen ahora los Bancos Nacional y Costa Rica, que se dan de tu a tu con los extranjeros. 

Y aun ahora todavía no me he podido decidir, y estas son mis dudas.

 No es cierto que siempre, Estados Unidos y el Banco Mundial nos ha indicado cual es el camino que debe tomar la economía del país? Y que con todo no nos ha ido tan mal?La historia nos cuenta  que solo un presidente  se le paró al poder ejercido frecuentemente por los “Grigos”, que por cierto para muchos nos dejó la mayor crisis Costarricense, sin dejar de lado que algunos que con bases defienden las decisiones políticas de Carazo.

Y no es cierto también que fue Estados Unidos quien le tendió la mano a Luis A. Monge y al país para salir adelante luego de esa etapa crítica.

Resumiendo, con toda y la metida de mano en la política nacional que hace el “sabelotodo y poderoso” Estados Unidos de América, somos, creo el mejor país de Centroamérica! Entonces no debería ser diferente con el TLC. 

Y aquí es donde emerge el pensamiento del "no";

Mi lado socialista aflora, la parte ideológica que me une al pensamiento de una América unida, donde sea siempre el bien común por encima del particular. Mi fe o utopía de una Latinoamérica que rija sus destinos, donde no exista un “todopoderoso” (que inventa guerras por petróleo) que administre ni se entrometa  en el destino de un país que no le debería de pertenecer. Y que del golpe de estado dado por Arias, inmoral en mi opinión, ya que el espíritu de la norma siempre fue, no permitir la reelección presidencial.Después de todo, todavía no se por quien votar, si por un TLC, que quitará muchos monopolios, que no será tan malo como dicen, ni tan bueno como dicen otros.

Siempre he criticado los que no votan, y se escudan en que no tenían por quien votar y por lo tanto no cumplen con ese deber cívico, y debo indicar que por primera vez me ha pasado por la mente. Claro, lo más seguro es que un día antes de las votaciones decidiré si por el si o por el no.

No me escudare en que voten los que saben y yo apoyo la mayoría.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres