Blogia
HISTORIA DE NADIE Y DE TODOS

Corrijo el anterior

Sinceramente desde que estaba escribiendo el comentario anterior tenia una sensación de inseguridad, de que faltaba algo. Es más aun cuando iba a pulsar publicar lo dude por un segundo… pero ya estaba.Una vez que lo leyó Any, mi primer pregunta fue, Que opina? Como lo vio?Pero ella calló y me dijo  tengo que leerlo nuevamente es que lo leí muy rápido, Es que no sé!  Me dijo No se hizo esperar mi insistente preguntadera. Esta muy tosco verdad! Le falta algo, cierto?  Está muy largo, no llega a nada…. A todo y al final de la tarde me dijo “Es que no sé, no se si está muy vacío, tengo que leerlo nuevamente… Pero había escuchado talvez lo que esperaba que me dijera, (no tiene que leerlo nuevamente) yo se que le falta algo, o todo. 

Ya con todo esto, pensé en quitarlo totalmente, pero  estaría huyendo a mi clara equivocación. Así que decidí dos cosas.

1-Dejarlo para recordar siempre, que si no se esta seguro, mejor masticarlo más antes de publicar.

2-Tratar de mejorarlo, aún arriesgándome a que el tema sea parte del safis ( paso en falso).  

No se si me quedara peor, pero lo intentaré. Creo comentario anterior llevó el mismo camino que la noticia de que el vaticano había decretado un documento con un decálogo del conductor. Y el punto de unión entre lo dicho por el vaticano y mi comentario sobre éste, es que carecen de importancia, están vacíos; Y hasta cierto modo mi comentario anterior internamente conlleva el gran error ya común el vaticano “tratar de llamar la atención, sin importar el motivo”.Pues si cuando escribí mi comentario sentí lo mismo que cuando escuche la noticia sobre el nuevo decálogo del chofer, “un sentimiento de vacíoOtro pecado fue el tratar de dar la noticia, cuando mi blog pocas veces es usado para dar noticias, menos una tan vanas y tan difundida mundialmente como ésta; Através de mi comentario me fui explicando y explicando,  alejándome cada vez más de un comentario personal, dando vueltas sin profundizar, lo que sería un verdadero comentario. 

Asi que ratifico el comentario anterior no haciendome como si nunca lo hice, sino trataatndo de mejorar.  

“Evitar accidentes”

No me la creo, perdón pero no…Luego de escuchar la noticia del documento emanado por el vaticano, simplemente me pregunto, cual será la intención del vaticano con esto?. Me parece que el evitar accidentes no es su meta primordial, como nunca lo han sido los pobres y los necesitados. Mención aparte los pocos pero importantes como la madre Teresa de Calcuta,   que si han dejado atrás los lujos y se han dedicado a darse por los demás. No sería raro que junto con este decálogo, la Iglesia este planeando introducirse en el negocio de cinturones o carros con el decálogo parlante en latín. Perdón pero no les creo, no es que no crea sus buenas intenciones sino que no creo que ahora piensan en otros antes que en ellos.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres